USOS DEL CAUCHO

 El caucho es un material elástico, que se deforma al ser sometido a determinada presión pero que vuelve a su forma una vez que esa presión ha dejado de realizarse. Por esta razón se utiliza en elemento de seguridad y protección.

Los topes de estacionamiento de caucho, por ejemplo, tienen algunas ventajas en comparación con los de otros materiales, ya que al ofrecer la suficiente resistencia pero a la vez ser capaces de deformarse no causan daño a los vehículos, mientras que unos topes de hormigón o concreto pueden producir algunas averías, sobre todo si se rozan algunas piezas del motor o el tubo de escape.

Los usos del caucho son muchísimos, desde la fabricación de gomas elásticas hasta los protectores de algunas piezas de líneas de producción industrial, por lo que podemos estar seguros de que este compuesto nos acompañará en nuestra vida cotidiana por muchos años.

Scroll al inicio